Ventajas del co-branding y el marketing de influencers

“Co-branding es la alianza estratégica y de negocio temporal entre 2 o más empresas para aumentar su rentabilidad basándose en la potencia y valor de marca”

Seguro como marketero/a o emprendedor/a estás constantemente pensando en cómo innovar y demostrar el valor de tu marca. Cada paso que das quieres superarte y mantener el estilo que te representa y tanto te ha costado alcanzar. 

Te hemos atiborrado de información acerca del  influencer marketing. Pero aún no hemos tocado el asunto de hacer un crossover entre el influencer marketing y co- branding.
Esta estrategia puede servirte para lograr mayores recursos en tus campañas. Realizar alianzas con otras compañías a través de estrategias co-branding, te permite compartir gastos y generar sinergias positivas. Sobre todo es una manera de generar lazos de buen rollo y también fomentar la competencia sana. Sacar lo mejor de cada uno (la marca propia y ajena) y potenciar esos valores con un fin beneficioso en común. Podríamos decir que llevar a cabo este tipo de estrategias es como salir un tiempo con otra marca.
A diferencia de elegir una pareja, seleccionar una marca para este tipo de estrategias no es difícil, sólo hay que tener en cuenta que los valores de marca entre ambas partes deben ser complementarios y potenciadores.

¿Qué es el co-branding?

El co-branding es la alianza de dos marcas con el propósito temporal con el fin de promocionar productos o servicios a través de acciones concretas con el fin de generar notoriedad.
Encontramos 4 tipo de alianzas:

  1. De conocimiento:

Esta estrategia se utiliza cuando una marca quiere aumentar la presencia en un territorio y para ello aprovecha el impacto de una con mayores ventas y distribución en ese territorio. Por este motivo, una condición importante es que ambas marcas comparten público similar.

  1. De valores:

Si lo que quieres es aumentar la confianza y alcanzar más público, recomendamos este tipo de estrategia. Lo que debes hacer es complementarte con una marca que comparte valores con la tuya.

  1. De competencia complementaria:

Esta súper estrategia lleva una década siendo tendencia por su efectividad. Se basa en la innovación y aporte de cada una para lanzar un producto o servicio nuevo al mercado. La idea es que cada una aporte sus fortalezas. En este sentido, lo que se busca es captar los clientes de la otra marca.

  1. De ingredientes:

Consiste en sacar nuevos productos de la mano de ambas marcas que comparten los mismos valores y mercado para que ambas obtengan un buen resultado.

¿Y los/as influencers aquí? ¿Cómo los/as integramos?

Para nosotros integrar este tipo de estrategias en cualquier campaña publicitaria es positivo. Si navegas por nuestro blog, constantemente estamos desarrollando y analizando ideas de colaboración con influencers. Lo primero que se te puede venir a la cabeza es que nos dedicamos a esto. Pero lo cierto es que una buena manera de impulsar este tipo de campañas es a través de personalidades con alto poder de influencia. Estarás impulsando y dando visibilidad a través de una comunidad comprometida fomentando la credibilidad y visibilidad.

Cómo comenzar a planear una estrategia de co-branding

Antes de analizar qué influencers convienen para este tipo de campañas, pensemos cómo llevar a cabo este tipo de estrategia.
Primero que nada, este tipo de estrategias no es sólo una campaña de corto plazo como podría ser una de marketing con influencers. Se necesitan recursos tanto humanos como económicos por lo que debes pensar qué es lo que puede aportar la estrategia.
Luego, como en cualquier otra estrategia, plantear los objetivos es muy importante. Por ejemplo: la imagen de la marca, expandirte, lanzar un producto nuevo u otros objetivos que hemos mencionado anteriormente.

Luego de tener en claro tus objetivos y la predisposición presupuestaria y de recursos humanos viene la parte de analizar tu posible alianza. Y aquí puedes tomarte todo el tiempo que necesites. Elegir tu alianza determinará muchas cosas. ¿Te lo puedes imaginar no? Lo que vendrá luego es establecer las pautas con las que deseas llevar a cabo la relación. Proponemos que lo mejor es trabajar de manera interdisciplinaria entre los equipos de ambas marcas y con ello diseñar un plan de acción detallado. ¿Qué implica eso? Tener en claro el reparto de tareas y el presupuesto disponible para llevar a cabo la acción.
Ya hemos dicho al comienzo, que decidir llevar a cabo este tipo de colaboración es como salir un tiempo con otra marca. Por eso también es importante dejar en claro las pautas de la relación, de lo que pretendes con esa relación y qué puedes dar a cambio. Ser responsable profesionalmente :p.

Beneficios de la alianza

Posicionamiento, visibilidad y expansión
Como objetivo establecido, puedes tener el propósito de captar a la audiencia de tu socio. De este modo adquieres un mayor posicionamiento y visibilidad en el mercado.

Aumentar el valor del producto
Es normal que muchos crossover de marcas sean con el propósito de aumentar el valor del producto. Como ejemplo podemos observar la alianza de H&M con Versace. Desde este punto de vista, el interés de la marca era poder alcanzar un público dispuesto a pagar un valor superior por este tipo de alianza. Para el caso de Versace, su interés era lograr una expansión en cuanto a poder llegar a un público que no consume marcas de lujo.

Fortalecer la imagen de marca y la credibilidad
¿Has visto como Brangelina ha sido una alianza poderosa? A veces las asociaciones producen efectos en relación al fortalecimiento de la imagen y también de status.

Mejorar los recursos
Este beneficio aún no lo habíamos mencionado. Y es que el co-branding tiene, entre otras cosas, la posibilidad de optimizar al máximo los recursos. La unión hace a la fuerza y ahora tienes dos canales de dónde pedir presupuesto.

Ejemplos de co-branding exitosos

Un co branding bien desarrollado se basa en la creación de sinergias diseñadas para añadir valor basándose en ofrecer a los usuarios lo mejor de cada una de las marcas y también se mejora la satisfacción del target y la reputación de ambas compañías.

Una propuesta de alianza entre marcas que comparten el mismo universo cultural puede generar desconfianza para muchos. ¿Por qué una empresa que le va relativamente bien se arriesgaría realizando alianzas con otras? Lo cierto es que han habido colaboraciones brillantes que han elevado su estatus y su reputación por haber apostado a esta estrategia. Veamos los siguientes ejemplos.

Alianza Red Bull – Go Pro

El salto desde la estratosfera de Felix Baumgartner ha sido sin duda una de las campañas más elaboradas de los últimos años. No era la primera vez que estas marcas caracterizadas por su perfil aventurero decidían unir experiencias a fin de promocionarse mutuamente. El fuerte de Red Bull han sido los eventos relacionados a deportes extremos y Go Pro sencillamente fue creada para ese universo. Esta alianza es perfecta ya que comparten el mismo universo y sus consumidores pueden sentirse completamente identificados con el mismo.

Esta alianza ha sido estratégicamente pensada junto a un personaje emblemático del paracaidismo. Por lo que han sabido coordinar un co-branding junto a un deportista destacado.

Uber & Spotify: Soundtrack for Your Ride

Esta colaboración entre dos conocidas marcas nace de un mismo objetivo: conseguir más usuarios.

Por eso decidieron unir fuerzas en lo que denominaron como la “banda sonora de tu viaje” a través del que un usuario, mientras espera la llegada de su Uber, puede elegir sus propias listas en Spotify para amenizar su viaje.

 Nike & Apple: Nike+

Ambas marcas representan un estilo de vida y sus consumidores pueden verse identificados por su pasión entre la tecnología y el diseño minimalista.
Esta colaboración continúa desde el 2000, ya que ambas marcas reconocen la complementariedad con la que pueden trabajar.

La colaboración comenzó como una manera de mostrar las características del producto de Apple a los consumidores de la firma deportiva a través de la tecnología y los wearable.

Poco a poco, a lo largo de todos estos años, ambas compañías han ido mejorando este servicio a través de la incorporación de nuevas tecnologías como el tracking de datos que ofrece a los usuarios una experiencia mucho más completa.

Aunque estos ejemplos los vemos como lejanos debido a su gran envergadura en relación a marcas-costes, tú también puedes pensar en realizar alianzas que sean favorables para tu negocio/emprendimiento. Supongamos que posees una marca de ropa deportiva. Una idea de co branding podría ser que te asocies con gimnasios y ofrezcas descuentos exclusivos para los socios de los mismos. 

¿Has pensado en realizar alguna actividad de co-branding últimamente? ¡Te leemos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: